10 increíbles beneficios del aceite de almendras para el cabello, el cuerpo y la piel


Considerado el Rey de los frutos secos, el aceite que se obtiene de la almendra se ha convertido en el sustituto ideal de cremas y cosméticos tradicionales en los últimos tiempos, resultando ser una opción natural y económica con múltiples usos.


Gracias a sus cualidades, el aceite de almendra es perfecto para ser utilizado directamente sobre la piel o el cabello. Tiene una composición a base de grasas saludables, fibra, fitoquímicos, vitaminas y minerales que lo convierten en una fuente inagotable de nutrición.


Conoce nueve beneficios que podemos obtener con el uso de este aceite al incluirlo en la rutina de cuidado diario de nuestra piel y cabello.


1. Hidrata tu piel


El aceite de almendras se absorbe rápidamente en nuestra piel, lo que lo convierte en un humectante potente y eficaz. Puedes aplicarlo tanto en el rostro como en el cuerpo directamente, o puedes agregar unas gotas de aceite en tu crema de cuerpo y aplicarlo dando pequeños masajes.


Lo bueno de este aceite es que es liviano y no demasiado graso, por lo que tu piel no se sentirá pegajosa una vez que lo hayas usado como un humectante.


Te recomiendo elegir el aceite de almendras dulce 100% orgánico prensado en frío, se adapta a todo tipo de piel, ya sea sensible, seca o grasa.


2. Úsalo como mascarilla


Para lograr una piel suave puedes incorporar a tu rutina una mascarilla de aceite de almendras dulce y café, mezcla media taza de café con una cucharada de aceite de almendras y a continuación, aplica esta mezcla en el rostro (mejor durante la ducha), deja que repose unos minutos y luego limpias tu rostro como de costumbre.


3. Recupera zonas extra secos del cuerpo


Te recomiendo nutrir los codos, rodillas y pies con aceite de almendra, aplicando diariamente una pequeña dosis sobre ellos. Mejorará el aspecto agrietado con solo dos semanas de uso. Del mismo modo, si tus labios están secos y agrietados, usa aceite de almendras dulce para retener la humedad y obtener labios suaves y gruesos.


Los ácidos grasos del aceite de almendras ayudan a la piel a retener la humedad y su contenido de zinc ayuda a suavizar la piel áspera y callosa. Por esta razón, el aceite de almendras también se ha utilizado para tratar las afecciones de la piel seca, como el eccema y la psoriasis.


4. Úsalo como limpiador facial


La limpieza con el aceite de almendras te ayudará a deshacer las impurezas rebeldes, el exceso de sebo y la piel muerta, además de ayudar a abrir los poros obstruidos. Aplica el aceite con la yema de los dedos en círculos suaves, y retira usando un limpiador facial.


5. Reduce marcas de cicatrices y acné


¿Sabías que el zinc presente en el aceite de almendras es un nutriente esencial para curar las cicatrices del acné? Un estudio reveló que el aceite de almendras es un tratamiento eficaz para las estrías y las cicatrices del acné debido a su composición única. Por esta razón, se recomienda a las mujeres embarazadas que utilicen aceite de almendras dulces para prevenir las estrias y eliminar la irritación de la piel.


Para el acné, empapa una bola de algodón en aceite de almendras y úsala para limpiarte la cara. Continúa con un limpiador natural para eliminar cualquier residuo de aceite.


6. Reduce la hinchazón y las ojeras.


El aceite de almendras tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que lo convierten en una solución ideal para reducir la hinchazón debajo de los ojos y aclarar las ojeras. El aceite de almendras también tiene retinol, vitamina E y vitamina K que alivia la piel debajo de los ojos y reduce la apariencia de líneas finas alrededor de los ojos.


7. Calma la descamación y la picazón del cuero cabelludo.


El aceite de almendras es extremadamente hidratante y nutritivo, así que si masajeas tu cuero cabelludo con el aceite, las células muertas se desprenden y se pueden lavar fácilmente. Esto también ayuda a prevenir y tratar afecciones del cuero cabelludo seco como dermatitis seborreica y psoriasis. Te recomiendo déjarlo reposar durante al menos una hora antes del baño. Incluso puede dejarlo durante la noche para obtener los mejores resultados.


8. Promueve el crecimiento del cabello


El aceite de almendras contiene biotina, y masajear el cabello con aceite de almendras es una forma eficaz de proporcionarle una dosis saludable de biotina para promover el crecimiento del cabello y reducir la caída.


9. Suaviza y acondiciona el cabello


Debido a sus propiedades emolientes, el aceite de almendras puede llenar los huecos en su cabello a nivel celular, mejorando así la textura general. Con una textura y elasticidad mejoradas, el cabello se vuelve menos propenso a dañarse y se vuelve más suave al tacto.


10. Fortalece y repara el cabello


Las propiedades lubricantes del aceite de almendras hacen que nuestro cabello sea menos propenso a sufrir daños. El ácido oleico y el ácido linoleico presentes en el aceite mejoran la elasticidad del cabello. Por el contrario, la vitamina E presente en el aceite es un antioxidante que ayuda a combatir el estrés ambiental en el cabello. Por lo tanto, para un cabello más joven y saludable, masajee su cabello regularmente con aceite de almendras dulces.


1 visualización0 comentarios